Ruego por ellos. No ruego por el mundo, sino por los que me has dado, porque son tuyos. Todo lo que yo tengo es tuyo, y todo lo que tú tienes es mío; y por medio de ellos he sido glorificado.  Ya no voy a estar por más tiempo en el mundo, pero ellos están todavía en el mundo, y yo vuelvo a ti. Padre santo, protégelos con el poder de tu nombre, el nombre que me diste, para que sean uno, lo mismo que nosotros. Mientras estaba con ellos, los protegía y los preservaba mediante el nombre que me diste, y ninguno se perdió sino aquel que nació para perderse, a fin de que se cumpliera la Escritura. (Juan 17:9-11)

Me encanta este capítulo por muchas razones , una de las cuales es que se siente como si Jesús está orando por mí. Al principio , esto puede indicar una separación entre los cristianos ( los que me diste ) y " el mundo " (los no cristianos ) . Sin embargo , después de una reflexión más profunda , es evidente que Jesús está orando por todo lo que es contrario de la exclusividad. Para mí , el mundo representa un microcosmos dentro de cada ser humano, cristianos o no , que nos ciega a la verdad , el amor y la compasión y nos separa del amor mismo (de Dios).  Cuando me siento en unidad con mis hermanos y hermanas en la Oración , aprecio la belleza de ser uno en Cristo y en discernir entre mi amor verdadero yo y mi ego crítico " mundano " , mi falso yo . Que todos seamos uno y ver el Espíritu Divino en todos los que conocemos .

Señor, ayudanos hoy a entender la verdadera naturaleza de tu reinado. Para que pueda dicernir cuando este en mi "mundo" de ego y cuando este conectada con mi ser verdadero. Amén

Enod Gray agradecida, enprendedora, común

Comment