Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante, puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. (Hebreos 12:1-2)

"Me resulta fácil celebrar" “una multitud tan grande de testigos”. Podría nombrar a muchos. Pero es difícil para mí "dejar a un lado el peso y el pecado", " perseverar”  y "resistir la cruz”. Soy un muchacho que le gusta la fiesta (Eneagrama Tipo Siete) y me gusta hacer muchas cosas. Me gustan las distracciones porque puedo agregarlos a mi plato ya lleno. No me gusta el aburrimiento.

Pero eso es parte de mi peso y, mi pecado. Hoy en díaveo el pecado como una constelación de rasgos o cualidades que mantienen en la esclavitud mi Ser, y no me permiten ser la persona compasiva y valiente para la que fui creado.

La oración centrada y otras prácticas espirituales me ayudan a "superarme a mí mismo." Laoración centrada no es divertida. Es un trabajo. No por nada llaman una "práctica espiritual diaria".

Resisto mi cruz. En la quietud en la que me enfrento cara a cara con mis propios rasgos, sobre todo con mis palabras desconsideradas, juiciosas y poco amables. Me duele el dolor que he causado. A veces se me parte el corazón, pero un corazón roto es un corazón compasivo.

Estoy llegando a ser cada vez más reflexivo y más observador. Esas son cosas buenas. Voy a perseverar. “Este es el consuelo que recibo de la gran multitud de testigos".

Amado: Cuando cierro mi corazón a tu amor, tú estas ahí esperando. Tú eres clemente y generoso, rápido para perdonar. Te habro mi corazón. Gracias, gracias, gracias.

Dr. Randy Zercher Músico, ministro y abuelo

Comment