Después de que Jesús dijo esto, dirigió la mirada al cielo y oró así: Padre, ha llegado la hora. Glorifica a tu Hijo, para que tu Hijo te glorifique a ti, ya que le has conferido autoridad sobre todo mortal para que él les conceda vida eterna a todos los que le has dado. Y ésta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien tú has enviado. (Juan 17:1-3)

Lo que me llama la atención en este difícil pasaje es el término "vida eterna . " Al reflexionar sobre esto, me doy cuenta de que el regalo de la vida eterna se experimenta en el presente, no es algo que se espera o se gana. Es en conocer al Dios de Jesús que conocemos la vida eterna - nueva vida por así decirlo . La vida eterna es una realidad presente - vivir y estar en Dios. Jesús dio un ejemplo de vida en el Eterno Ahora mientras compartía un toque de curación , regañó a los que vendian cosos por dinero en el templo , habló suavemente a los niños , hizo que los marginados se sientan bienvenidos . Vivió en lo ordinario de la vida mientras que abraza la vida eterna , y ese es el ejemplo que podemos seguir.

Amado y eterno Dios, ayudanos a reconocer tu presencia entre nosotros. Danos corage para seguir el ejemplo de Jesús en su caminar hacía el mundo. Améen

Janette Zercher amiga, madre y aprendiz

 

Comment