"Así dice el Señor: 'Guardaos, por vuestra vida, de llevar carga en día de reposo, y de meterla por las puertas de Jerusalén. 'Tampoco saquéis carga de vuestras casas en día de reposo, ni hagáis trabajo alguno, sino santificad el día de reposo, como mandé a vuestros padres. (Jeremías 17:21-22)

 Hoy la vida corre a un ritmo tan rápido. Objetivos, plazos, listas de tareas pendientes y compromisos llenan nuestras mentes. Los medios sociales nos mantiene informado minuto a minuto de lo que muchas personas en nuestras vidas están haciendo, dónde están, con quién están, o lo que tenían para la cena. ¿Nos hemos vuelto "adictos a datos de información", reacios a retirarse de estas conexiones? Todos estos datos que llevamos en nuestra mente son las cargas y actúan como una barrera para el espacio y el tiempo para Dios. Jeremías nos dice que no llevasen cargas, sobre todo en el día sábado; pero somos capaces de esto? Nuestras mentes están tan llenas de las minucias de la vida cotidiana, es difícil estar en silencio y escuchar a Dios. ¿Cuándo fue la última vez que vació su mente, se sentó en silencio e hizo tiempo y espacio para Dios? Tal vez este es el reto para usted en este camino cuaresmal.

 Señor, por favor ayúdame a callar mi mente y esperar en silencio por tu presencia. Amén.

Sari Frey - Artista de Fibra, cantante

Comment