Y en sus corazones tentaron a Dios, pidiendo comida a su gusto. Hablaron contra Dios, ydijeron: ¿Podrá Dios preparar mesa en el desierto? He aquí, hirió la roca y brotaron aguas, y torrentes se desbordaron; ¿podrá también dar pan?, ¿proveerá carne para su pueblo? (Salmos 78:18-20)

Así que ¿cómo es que Jesús comenzó a enseñar de esta manera? No hay evidencia de sus escritos, grados o disertaciones. Él responde a los escépticos de sus credenciales citando la autoridad dada a él por Dios: "Mi doctrina no es mía, sino de aquel que me envió." Lo que Jesús enseña no es el producto del aprendizaje humano y la educación, sino que ha sido enviado por Dios. ¿Cómo podemos saber esto? La lectura de las primeras líneas del evangelio de Juan nos enteramos de que Jesús es la Palabra de Dios. Jesús es la expresión de Dios. "En el principio era el Verbo"

 Señor, por todo lo que Tú nos has provisto y por todo el mundo estamos eternamente agradecidos.

 Gene Scott - Eternamente Agradecido

Comment