¿Soy yo un Dios de cerca--declara el Señor-- y no un Dios de lejos? ¿Podrá alguno esconderse en escondites de modo que yo no lo vea?--declara el Señor. ¿No lleno yo los cielos y la tierra?--declara el Señor. (Jeremías 23:23-24)

Dios está con nosotros, con quienes creen y no creen. No importa dónde estemos, Él siempre estará ahí, porque es verdad lo que Él dijo que Él llena los cielos y la tierra. Él nos protege, se preocupa por nosotros y nos ama tal como somos.

 Antonia Silva - Arriesgado, Responsable, Honesto

Comment