“María tomó entonces como medio litro de nardo puro, que era un perfume muy caro, y lo derramó sobre los pies de Jesús, secándoselos luego con sus cabellos. Y la casa se llenó de la fragancia del perfume” Juan 12:3

 

            El amor de María es un acto radical que nos enseña que el dar  amor no se realiza por simple sentido del deber o por obligación, no podemos  llenar vida de las personas y el aire con ese tipo de fragancia que viene del amor. María dio a Jesús lo mejor que tenía. Jesús dio su vida por nosotros. Me pregunto cómo será el mundo si siempre damos lo mejor de nosotros y nosotras a  nuestros vecinos y compartimos el tipo de fragancia que viene un amor radical como el que nos mostró María.

            Que el perfume del amor de fragancia nuestras vidas y a las vidas de nuestros vecinos. Amén.

                                                                                                                        Rev. Nataly Negrete

Comment