“Me infunde nuevas fuerzas. Me guía por sendas de justicia por amor a su nombre.” Psalm 23:3

Salmos 23:03 Me dice cómo Dios redime o repara nuestra alma cuando siguimos su camino o ejemplo. Él nos restaura no sólo guiando nuestras acciones, sino por la renovación de nuestro corazón pecaminoso. Este versículo también me recuerda que puedo dar un buen ejemplo a otros en su nombre.

 

Gracias, Señor, por estar siempre ahí para guiarme cuando me he desviado del camino y redimirme y restablecer mi corazón y mi alma. Amén.

                                                                                                                        Sharon Mosby

Comment