“Porque ustedes antes eran oscuridad, pero ahora son luz en el Señor. Vivan como hijos de luz”. Efesios 5:8

 

Este pasaje pareciera tener una declaración de un hecho y luego un mandamiento. Dice que nosotros mismos éramos tinieblas, después llegamos a ser  la luz en el Señor. Esto fue dado a nosotros. ¿Cómo podemos entonces seguir este mandamiento, de  vivir como hijos de la luz? Tal vez se trata de un proceso continuo de aprendizaje. ¿Cómo podemos siquiera reconocer cuando nos movemos fuera de la oscuridad? ¿Cuáles son las claves? Cuando he estado en la oscuridad absoluta, incluso un diminuto punto de luz parecía un contraste impresionante. A su alrededor puede estar oscuro, pero una vela puede hacer toda la diferencia, una linterna puede mostrar el siguiente paso, una pequeña esperanza puede actuar como guía. La luz puede ser un faro, una presencia sustentadora, por la cual podamos encontrar nuestro camino. Si somos la luz, podríamos ser destello  para los demás.

 

Enséñame a permanecer "en el Señor" para que pueda vivir como hijo de la luz. Amén

 

Judy Leatherwood Smith

Comment