“El Señor es mi pastor, nada me faltara”  Salmos 23:1

 

Este salmos nos provee consuelo, paz y fortaleza al saber que la bondad de Dios y  nuestra dependencia de él satisface nuestros deseos y necesidades. Dios quiere que seamos dependientes de forma independiente y que solo lo necesitemos Él. Si nada ni nadie nos está pastoreando, nunca vamos a estar satisfechos, pero si el Señor es nuestro pastor no nos faltará.

 

 

Padre Todopoderoso eres mi pastor. Concédeme la paz, la confianza y el fortalecimiento de la fe en tu bondad y amor. En el nombre de Jesús oramos. Amén.

 

Frank Olshefski

Comment