“Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para salvarlo por medio de él”. John 3:17

En los escritos de Juan leemos acerca de muchos tipos de vida. En este verso escribe sobre  la vida eterna. Juan muestra que Jesús vino a proveer la salvación para todos los que creyeran en Él y nacer de nuevo. Todos los que no creen, ya ha sido condenados, porque no han creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Examinemos dos versículos que apoyándonos en  Juan 3:17.

Mateo 1:21 " Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados”

Romanos 8:1 " no hay ninguna condenación para los que están unidos a Cristo Jesús."

En ti, Cristo Jesús, no hay derrota. A causa de nuestra fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo.

Tony Huffman

Comment