Escrito está: “No sólo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”.  Mateo 4:4

 

Este versículo es la respuesta de Jesús a Satanás, quien acaba de tentar a Jesús pidiéndole que convierta las piedras en pan. Jesús se resistió a la tentación citando lo que sería un versículo muy conocido en Deuteronomio. Una lección de humildad. Si soy tentado por Satanás, tendré la fuerza de carácter para no saltar y convertir las piedras en pan? Me gustaría probarme a mí mismo y exclamar: "¡Ajá! Te mostré! "

 

 

Querido Dios, en este día  haznos recordar  la importancia de la humildad, y que nos es necesario demostrar nuestro valor al mundo. Es suficiente saber que estamos hechos a su imagen. Amén.

 

Lillian Boren Leeds

 

Comment