“Pero la transgresión de Adán no puede compararse con la gracia de Dios. Pues si por la transgresión de un solo hombre murieron todos, ¡cuánto más el don que vino por la gracia de un solo hombre, Jesucristo, abundó para todos”.  Romanos 5:15

                  Abandonado En mi escritorio hay dos de las oraciones de Juan Wesley de Aldersgate:

"Lo mejor de todo es que Dios está con nosotros."

"Señor, permite que no viva a ser inútil."

 

Con la pérdida de mi marido, este último año ha sido muy triste para mí. Nos conocimos y nos casamos en St. Paul’s y siempre fuimos activos.

 

He sentido la presencia de Dios con cada sonrisa, abrazo, nota, llamada telefónica o visita del Clérigo, del personal y de  muchos amorosos amigos.

 

Mi ángel de la guarda ha estado conmigo durante mi tiempo de la angustia y la pérdida. Siempre le estaré agradecido. Me siento verdaderamente bendecida.

 

Querido Padre Celestial, gracias por tu guía amorosa y por las muchas bendiciones que has derramado sobre mí. Por favor, hazme digna, para que yo pueda ayudar a otros en su momento de necesidad. Amén.

Betty Bynes

Comment